Cabeza del Caballo

PREGÓN SEBASTIAN VALLE

09/10/2012, por Cata


Sebastián nos ha pasado el pregón con el que se inauguraron las fiestas de Las madrinas 2012, para aquellos que no pudieron escucharlo.

Buenas noches, autoridades, vecinos y amigos todos. Hoy nos ha reunido el Ayuntamiento de Cabeza del Caballo, representado por su Alcalde, Don Juan de Jesús Vicente para dar inicio a las tradicionales fiestas de las Madrinas. Esto me lleva a recordar al párroco que durante más de 50 años atendió este pueblo en el ámbito espiritual. Como todos sabéis me estoy refiriendo a Don Juan José Herrero Ullán, conocido por todos nosotros como Don Juan, hoy en Salamanca superando enfermedades y movilidad reducida?, quién lo diría cuando lo recordamos jugando con nosotros a la Bandera antes de la misa de las 12. Su pregunta sobre la Fiesta era: ¿Como se denomina? La respuesta, que no siempre la acertábamos, La Virgen del Rosario.

Ésta fue declarada como fiesta de la Cristiandad por el Papa Gregario XIII. Y es que un 7 de octubre de 1571 se obtuvo la gran victoria de la Batalla de Lepanto. El Santo Padre en aquellos momentos era San Pio V que, tras varios intentos para frenar el poderío naval de los otomanos turcos al mando del Califa Selím II, formó una fuerza militar denominada la Liga Santa y de la que era su comandante D. Juan de Austria. En ella participan por parte España el rey Felipe II, la República de Veneciana, la República de Génova y los Estados Pontificios. Por motivos políticos no participan otros estados cristianos como Francia e Inglaterra.

La batalla tiene lugar el día 7 de octubre de 1571, pero antes de entrar en combate se encomiendan a la Santísima Virgen María arrodillándose D. Juan de Austria y la tropa y dirigido por los padres Jesuitas y Capuchinos. Acto seguido se enfrentan las dos escuadras en el golfo de Lepanto. Se enzarzan los buques por la parte central de la batalla. Las naves Sultana al mando de Ali Bajá, casado con una hija del Sultán Selím II y un gran marino muy temido y la nave Real al mando de Don Juan de Austria. Durante el choque se da muerte a Alí Bajá y sus corsarios, los temibles jenízaros descritos por Emilio Salgari en sus obras El León de Damasco y el Capitán Tormenta entre otras, al darse cuenta de la pérdida de su capitán se vienen abajo y son derrotados.

Por otro lado, su Santidad Pio V, en Roma se reúne para rezar el Rosario pidiendo amparo a la Virgen María. En un determinado momento, el Papa sale de su capilla y, por aparente inspiración, anuncia a todos los presentes, con gran calma, que la Santísima Virgen le había concedido la victoria a los cristianos.

Semanas más tarde llega el mensaje de la victoria de la escuadra Cristina de parte de Don Juan de Austria, quién, desde un principio, atribuye el triunfo a la poderosa intercesión de Nuestra Señora del Rosario. Agradecido con Nuestra Madre, el Papa San Pío V instituyó la fiesta de Nuestra Señora de las Victorias y agregó a las Letanía de la Santísima Virgen una nueva con el título de ?Auxilio de los Cristianos? que oiremos los asistentes al Rosario el próximo domingo. Más adelante en 1573, el Papa Gregario XIII cambió el nombre de la fiesta por el de Nuestra Señora del Rosario y que como veis coincide este año con el día 7 de octubre y que estas dos madrinas, Fátima y Tamara, ofrecerán a la Virgen María, bajo la advocación de la Virgen del Rosario, una cuartilla de grano cada una como ofrenda una vez acabados los trabajos de la recolección que se iniciaban antaño a finales del mes de Junio con la siega de la cebada.

Yo era pequeño y me tocaba atar y se me daba bastante bien, inclusive ataba con vencejo y doble vencejo, luego se juntaban los manojos en hacinas. Seguía la siega del centeno y por último el trigo, primero el cabezorro y luego el barbilla. El siguiente trabajo era recolectar la carrea y de ello recuerdo las filas de manojos que se colocaban en los estarujos. Mi padre solía poner cuatro a cinco, pero los carros de vacas creo que llegaban a las 12 a 15 vueltas. Y lo curioso era dar el último manojo de cada hacina, pues casi siempre había una sorpresa y era intentar coger el ratón al que nuestro perro Tuli casi siempre daba buena cuenta de él, o ellos.

Luego venía la trilla, que era dar vueltas y más vueltas alrededor de la parva de mies con un trillo tirado por animales, y mi recuerdo es de cuando aparecía mi madre por la revuelta de la Carva con la cesta de la comida. El primero en verla era el Rubio, nuestro mulo que se alegraba y cambiaba de paso, pues sabía que era la hora de ir al caño a beber agua y a comer y descansar de la monotonía de la trilla.

Una vez trillado se juntaba a un determinado aire para que cuando éste llegase se iniciara la limpia y, por último, el encalcar la paja en el carro con redes delanteras y traseras y llevarlo al pajar.

Pero llegan los primeros adelantos. En inicio con la agavilladora, luego vendrá la segadora atadora y, recordaréis, aquella tan especial de David de Araceli, motorizada. Luego llegan las trilladoras, y especialmente recuerdo la de Feliciano y su tractor grande. Y como colofón llegaron, por fin, las cosechadoras, que prácticamente hacían todas estas labores en inicio tan manuales. Por supuesto las cosechadoras de hoy son tecnológicamente más avanzadas al igual que los tractores.

Y estas dos jóvenes van a ser las elegidas para entregar estas ofrendas a la Virgen del Rosario con la ayuda de sus cuartilleras, y que en estos tiempos de crisis económica y de valores morales y religiosos, tan grave como en tiempos de San Pio V, van a ser nuestras portavoces ante la Virgen del Rosario. Por ello os ruego que me acompañéis en una viva:

Viva la Virgen del Rosario? Vivan las Madrinas Fátima y Tamara. Buenas noches a todos, os deseo unas felices fiestas.





Comentarios

Los comentarios están sometidos a moderación previa a su publicación. En ningún caso se admitirán comentarios en los que se viertan cualquier tipo de insultos, injurias o calumnias, así como aquellos que discrecionalmente este medio considere ofensivos al honor o a la dignidad de terceras personas. Esta publicación no se responsabiliza de las opiniones personales vertidas por sus respectivos autores.

El usuario es el mismo que en el foro. Si no estás dado de alta, puedes hacerlo desde la sección del foro.

Recordar contraseña