Cabeza del Caballo

SAN ISIDRO 2015

16/05/2015, por Cata


Ayer 15 de Mayo se celebro la fiesta patronal de San Isidro.

A las once y media de la mañana se celebro la Santa Misa, seguida de la procesión que año se ha dirigido al caño del legio, donde D. Alberto ha bendecido los campos

Después de los actos religiosos, el Ayuntamiento ofreció un convite, con productos típicos de la zona, chochos, dulces, obleas, jamón, lomo, chorizo, regados con un buen vino y cerveza, para todos los asistentes.

Tanto el convite como la procesión y el pasacalle estuvieron amenizados por Francisco Javier Rodríguez, alias Javi Pardal y Francisco Moya, alias Chupaligas, y los gemelos Iñigo y Román.

Se subirán fotos a las sección de galerias.

SURCOS EN EL RECUERDO Y LA ESPERANZA


Para el amigo labrador
que se alejó soñando por los surcos
del huerto. Y ya no regresó.

Aquellos días, tan cerca ,ay Dios, y tan lejanos,
éramos huéspedes del huerto cada tarde
donde el corazón se inundaba de aire limpio.
Junto al pozo crecían un laurel y dos olivos
que ahora estarán empapados de tristeza.
Aquel viejo labrador, entonces,
alzaba los brazos seguros y triunfantes,
para alentar las fuentes de la vida,
los senderos del fruto y de la flor.
Traía una continua fiesta en la mirada, lo recuerdo,
y una música silvestre por los labios.
Regresaba el tempero, hería la hierba maliciosa,
rasgaba el pecho fuerte de la tierra,
olvidando la congoja de los huesos:
-Ya encontraremos a la vuelta una yacija-,
así decía. Ahora hay que bregar,
que el sudor sirve pan oloroso en el mantel
y la abuela sabrá repartir, ya lo verás,
con sus manos tiznadas de tiempo.
Luego llegaba entre las flores,
surco arriba y abajo el corazón.
Y prendía del aire la canción transida
de otros hombres lejanos, de otras tierras,
de otros huertos preñados de espera,
de modo que el trabajo de la huerta
era para él como un abrazo,
y el sudor un recio manantial,
y el día un portal abierto y clamoroso.

Aquel amigo labrador estará
en algún lugar de las estrellas,
hundiendo los pies en surcos tan rectos,
abonados de espuma.
Andará entregado al fulgor y la esperanza,
como estos recuerdos rotos que yo traigo
para siempre atados a la sangre.
Autor: Tomas Rodríguez.





Comentarios

Los comentarios están sometidos a moderación previa a su publicación. En ningún caso se admitirán comentarios en los que se viertan cualquier tipo de insultos, injurias o calumnias, así como aquellos que discrecionalmente este medio considere ofensivos al honor o a la dignidad de terceras personas. Esta publicación no se responsabiliza de las opiniones personales vertidas por sus respectivos autores.

El usuario es el mismo que en el foro. Si no estás dado de alta, puedes hacerlo desde la sección del foro.

Recordar contraseña